miércoles, 24 de agosto de 2016

Pintando Abanicos.

La mayoría de las entradas del blog son recetas, pero sigo haciendo fotos de los proyectos que hago para compartirlos con vosotros.
Hoy os enseño el último abanico que he pintado. Espero que os guste...


Este lo voy a llevar a la boda de mi hija, siiiiiiii se casa ya, el 3 de septiembre, jejejeje. Ya os pondré fotossss.

Para ceremonia pienso que quedan mas elegantes los abanicos que no sean muy grandes. Por eso compré este de caballero, de un tamaño más bien pequeño y de buena calidad, madera de peral y tela 100% algodón. Me inspire en una imagen de un paisaje naif que encontré en internet. Os la dejo pero no tengo información sobre ella.





Mi vestido es rojo liso y quería un diseño alegre y diferente. Dibujé sobre el abanico, sin desmontar la tela, a mano alzada; perfilé con pincel muy fino y color negro y después de dar color y sombrear volví a perfilar con negro. Quise dar importancia al rojo y por ello me decidí por ese borde ondulado y desigual.

Cuando pinteis sobre tela en general tomad ciertas precauciones poniendo papel sobre la mesa. Yo además procuro poner un cartón secante con la forma del abanico que pinto. Soy muy dada a retocar los diseños y acaba calando la tela... Ainsssss



Si puedo ayudaros en algo más, ya sabéis, contactáis conmigo.
Un besito.

lunes, 22 de agosto de 2016

Mejillones en salsa picante. Olla gm y batidora o robot


Esta receta me gusta tanto que la hago muchas veces de plato principal, aunque sea más apropiada como aperitivo. Con mejillones gallegos genial y si puedes conseguir clóchinas, ummmmmm espectacular. La clóchina es propia de Valencia, tiene las valvas más finas, es más pequeña y de color más pálido que el del mejillón, pero su sabor intenso y la textura más delicada la hace exquisita. Sólo la encontrarás en el litoral valenciano y de mayo a finales de agosto. A la receta...

INGREDIENTES.-
  • 2 k de Mejillones
  • 2 tomates rojos pelados
  • 1 cebolla picada
  • 4 cucharadas de tomate frito
  • 1 cucharada de pimentón dulce de la Vera
  • 1 guindilla o cayena
  • AOVE
ELABORACIÓN.-
Limpiamos bien los mejillones y ponemos en la cubeta de la olla gm. Programamos menú guiso, 180 grados, 1 minuto. Despresurizamos manualmente. Puedes abrir los mejillones en cazuela normal por tandas. Reservamos y preparamos la salsa.
Ponemos la cebolla con AOVE en la cubeta a 180 grados en menú sofreír. Mientras pelamos y troceamos los tomates. Añadimos la cayena. Dejamos que se sofrian unos minutos y ponemos el tomate frito y el pimentón. Rehogamos y añadimos un vaso del caldo de la cocción de los mejillones. Dejamos un minuto o dos. Si se acaba el tiempo programamos de nuevo. También puedes hacerlo en menú guiso a 180 grados. Yo no añado harina pues los tomates me sirven de espesante, pero si te gusta más densa puedes poner media cucharada cuando rehogues la cebolla. También puedes jugar con las cantidades de caldo para que quede más o menos líquida.




Trituramos la preparación, con batidora de brazo nos quedará más grosero y con cualquier otro robot el resultado será más cremoso. Yo, si lo trituro con batidora, aprovecho y hago el sofrito en la cubeta de acero, así no tengo que cambiar de recipiente para usar la batidora.





Aquí veis como quedan los mejillones con la salsa más grosera. Las siguientes fotos son de clóchinas y la salsa más cremosa 








Se aprecia perfectamente el color más pálido pero que no os engañe, son mucho más sabrosas, como si te comieras un pedacito de mar...

miércoles, 10 de agosto de 2016

Pan de tomates secos y orégano en panificadora.



Este pan es una delicia para aperitivos, desayunos y en cualquier momento. Se queda de un precioso tono rosado. Yo preparé un pesto de cilantro y no podíamos dejar de comer... Ainsssss

INGREDIENTES.-
  • 500 g de harina de fuerza
  • 145 g leche a temperatura ambiente
  • 145 g agua tibia
  • 10 ml AOVE
  • 70 g tomatitos secos, mejor en aceite
  • 60 g queso parmesano
  • 2 cucharadas rasas de orégano
  • 2 cucharaditas sal
  • 1,5 cucharaditas azúcar
  • 1 sobre de levadura seca de panadería
ELABORACIÓN.-
Ponemos todos los líquidos en la panificadora y la sal, así nos aseguramos de que esta queda lejos de la levadura para que no se inactive. Añadimos los tomatitos y el parmesano picados muy menudos, el azúcar y el orégano. Ahora la harina, hacemos un volcán y echamos la levadura.






Programamos menú pan normal o blanco. 750 g y tostado medio. En la panificadora del lidl es el 1. Tened en cuenta que yo vivo en Madrid y lo he hecho en pleno verano. En zonas húmedas es mejor poner unos 50 ml menos de líquidos. Cuando termine el último amasado retiramos las palas y acomodamos la masa, con las manos humedecidas con agua.


Dejamos que termine el programa y mantenemos 10 minutos con la panificadora apagada. Desmoldamos inmediatamente y enfriamos sobre rejilla.
Quedó tan bueno que olvidé hacer fotos de las rebanadas y nos lo comimos todo. Para la próxima...



Si os fijáis quedó con la superficie plana y no con la forma típica ligeramente elevada en el centro. Esto es porque se me fue la mano con los líquidos, pero en la receta las medidas están ajustadas.
¡Buen provecho!

domingo, 7 de agosto de 2016

Bizcocho de zanahoria en panificadora


Aunque estamos de vacaciones no puedo dejar de hacer bizcochos o alguna receta especial. Qué le voy a hacer, ya sabéis que me encanta cocinar. Y la excusa perfecta, probar la panificadora nueva del lidl. Ya se está cociendo mi bizcocho... Mmmmm que olorcillo más ricooo.

INGREDIENTES.-
  • Unos 300 g de zanahoria rallada
  • 4 huevos
  • Un yogur natural
  • 2 medidas escasas del yogur de azúcar moreno
  • 3 medidas harina de trigo
  • Un poco más de media medida de AOVE
  • Una cucharada de canela
  • Aceite para untar el molde
  • Un sobre de levadura en polvo
ELABORACIÓN.-
Rallamos finamente las zanahorias. Yo he utilizado un sencillo rallador eléctrico del lidl, pero podéis hacerlo en la Thermomix, picadora...


Pintamos la cubeta con AOVE. Batimos los huevos y los ponemos en la cubeta, añadimos el azúcar, yogur y aceite. Ponemos en la panificadora y programamos menú 7, que es sólo de amasado y dura 15 min. Añadimos la canela. No hay que cerrar pues es sólo batido, no calienta en este proceso. Cuando quedan unos 6 minutos, paramos y sacamos la cubeta, así no mancharemos nada al incorporar la harina. La volcamos junto con la levadura y volvemos a colocar en la máquina. Continuamos con el menú, y antes de que acabe, veremos cómo están todos los ingredientes perfectamente integrados. Con una espátula o lengua rebañamos los laterales. Cancelamos y quitamos las palas y programamos menú 12, sólo de horneado. La tapa no la podemos abrir hasta pasados al menos 40 minutos.








Este bizcocho queda estupendamente con 1 hora de cocción. Acabado el tiempo dejamos en la panificadora apagada 10 minutos. Extraemos la cubeta y desmoldamos. Está riquisimo.





domingo, 24 de julio de 2016

Espaguetis integrales con tomatitos, rúcula y pesto de cilantro. Olla gm y tradicional



El plato que hoy os traigo es ideal para estos calores. Sano y ligero pero a la vez con sabores contundentes. Es fácil de preparar, con poco cocinado, sólo requiere una buena preparación de los ingredientes. En casa ha gustado muchísimo. Con las cantidades que os pongo da para 6 hermosas raciones

INGREDIENTES.-
  • 1/2 k espaguetis integrales
  • 1 calabacin grande
  • 300 g tomatitos cherrys
  • Rúcula
  • Un buen manojo de cilantro
  • 70 g piñones
  • 1 diente ajo picado
  • Sal
  • Pimienta recién molida
  • AOVE unos 70 ml
  • El zumo de media lima
ELABORACIÓN.-
Preparamos lo primero la salsa. Ponemos en el procesador de alimentos, Thermomix, o vaso de batidora el cilantro, piñones, zumo de media lima, sal, el ajo, pimienta recién molida y unos 50 ml de AOVE. Trituramos. Rectificamos si hiciese falta de sal y lima (o limón) Reservamos el pesto.




Ponemos agua con sal a hervir. Yo lo he hecho en mi gm, 200 grados en menú guiso, por ejemplo. Cuando rompe a hervir añadimos los espaguetis y cocemos con la olla abierta, al dente. Escurrimos y reservamos con un chorro de AOVE para que no se apelmacen.




Cortamos el calabacin, previamente lavado, en láminas gorditas, y con ayuda de un pelaverdura hacemos tiras. Los tomatitos los partimos a la mitad





Salteamos en la olla las tiras de calabacin, 2 minutos, 180 grados en menú sofreír. También podemos hacerlo en olla tradicional o sartén, con solo un chorro de AOVE. Mezclamos con la pasta y ponemos también los tomatitos en una fuente grande.


Cortamos unos 70  g de parmesano en lascas. Añadimos la rúcula y el queso cortado a la pasta



Emplatamos con sólo una cucharadita de pesto por plato y el resto en una salsera. Es un plato delicioso para tomar tibio en estos días de tanto calor.