12/05/16

lunes, 5 de diciembre de 2016

Confitar Naranjas en Olla GM G. Decoración para Roscón de Reyes


Para preparar un buen roscón de Reyes tenemos que tener presente la decoración. A mi la fruta escarchada no me va mucho, aunque queda muy bonita, por eso he preparado unas naranjas confitadas que podéis ir haciendo ya, pues os aguantan perfectamente en la nevera. Además el almíbar que queda podemos usarlo para abrillantar una tarta, por ejemplo. También como sustitutivo del huevo a la hora de pintar el roscón en casos de intolerancia.



Elegimos tres o cuatro naranjas para zumo. Las lavamos y secamos muy bien.

Con una tabla y un buen cuchillo las cortamos en rodajas finas pero que no se rompan.



Ponemos en la cubeta de la olla. Añadimos agua, justo para cubrirlas, y una cucharada de sal. Programamos menú guiso, 120º, sin tapar la olla. Cuando rompe a hervir cancelamos. Con esto conseguimos quitar el amargor.





Con mucha delicadeza sacamos las rodajas y las depositamos en un colador. Las lavamos con agua pero ojo con el chorro del grifo, lo ponemos suave, si no podríamos romper las rodajas. También lavamos la cubeta.



Volvemos a colocar las rodajas en la cubeta y añadimos 400 g de azúcar y 200 g de agua (siempre doble de azúcar que de agua)



Programamos menú confitar, válvula abierta alrededor de tres horas. Yo necesité 3 horas y media (influye el grosor del corte, y la calidad de la naranja) Dejamos que se enfríen y las sacamos y conservamos en la nevera con el almíbar.


Comprueba que estén hechas. Si el almíbar queda demasiado líquido deja cocer sin tapa a 100 grados unos minutos



Sugerencia: pruébalas bañandolas en chocolate negro fundido y luego endurecido. Procura no enfriarlas en el frigorífico pues el chocolate pierde su brillo.