07/01/17

sábado, 1 de julio de 2017

Tortilla de berenjena, pimientos y queso, cocción lenta con la cubeta slowpot en olla GM G



Recién llegada mi cubeta y tenía que estrenarla con algo original. Los guisos, menestras, legumbres y arroces, está claro que quedarán estupendamente. Yo la tenía que probar en una receta que realmente no está pensada para cocinar de manera lenta. El resultado buenísimo; una tortilla muy jugosa, más parecida a una quiché que a una tortilla y muyyy suave al paladar. El único inconveniente es que se tarda mínimo una hora en cocinarla. La cocina lenta con temperaturas más bajas precisa más tiempo.

La receta la he adaptado de una con el mismo nombre de "divina cocina". He cambiado un par de ingredientes y la forma de cocinado.

Necesitamos:
  • 2 puerros
  • 1 berenjena
  • Medio pimiento rojo
  • 2 pimientos verdes
  • Unos 70 g de queso brie sin bordes en trocitos
  • Sal rosa del Himalaya
  • Un chorrito de AOVE
  • 5 huevos
Lava y corta la berenjena en rodajas muy finas. Puedes hacerlo con mandolina. Sala las rodajas y ponlas en un colador para que escurra el agua



Limpia los puerros y parte en rodajitas. Pon en la cubeta de cerámica y añade un chorrito de AOVE, muy poco, y programa menú lento a 120 grados. Cubre con la tapa de cristal.


La cubeta tarda en coger calor pero luego lo guarda muy bien. Deja que se haga el puerro unos 20 minutos. Mientras haz tiras finas los pimientos. Añade a la cubeta y deja todo junto otros 20 minutos. Salpimenta los puerros y los pimientos y saca a un bol.  





Sin limpiar la cubeta y,  con el jugo que ha quedado, ponemos las rodajas de berenjena escurridas. Añadimos pimienta recién molida pero sal no. Removed con cuidado para que no se rompan. Dejamos durante 12 minutos aproximadamente (influirá el grosor de la rodaja, por eso insistí en que fueran muy finas) Mientras se va haciendo la berenjena, partimos el queso en pedacitos y batimos los huevos con una pizca de sal. Sacamos al bol, las rodajas, con cuidado y cancelamos.



Incorporamos el queso y los huevos y removemos. Sin limpiar la cubeta,  untamos fondo y unos 4 cm de las paredes con aove y volcamos la mezcla. Ponemos la tapa de cristal. Seguiremos cocinando a 120 grados durante 15 minutos por lo menos. Pasado el tiempo colocamos el cabezal dorador sin apagar la olla, a 150 grados unos 10 minutos y luego subimos a 170 para que termine de dorarse. En este momento apaga la olla, que solo funcione  el cabezal. Para sacar la tortilla da la vuelta sobre un plato. Ponte guantes protectores porque quema






Queda muy, muy suave, con una textura fina y no se aprecian en absoluto las pieles de los pimientos ni de la berenjena





y, como no, también os enseño el corte




Si no tienes cabezal dorador puedes meter la cubeta en el horno y terminar de dorarla.

También puedes probar de modo tradicional, en sartén, seguro que te queda estupendamente.

Nunca friegues la cubeta estando caliente, espera a que se enfríe.

La cocina a temperatura baja requiere mucho más tiempo pero los resultados sorprenden.