05/30/19

jueves, 30 de mayo de 2019

Helado ligero de coco en heladora con compresor y con robot MC Plus



Las heladoras con compresor hacen posible crear un helado de textura agradable, con ingredientes que tengamos en casa y muy ajustados de calorías. Hoy os dejo uno de coco. He utilizado mi MC Plus para preparar la mezcla

Necesitamos:
  • 2 huevos grandes
  • 2 cucharadas de miel
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 400 ml de leche de coco
  • 1 yogur natural
  • 2 cucharadas de leche en polvo
  • 50 g de coco rallado
  • Unas gotas de esencia de vainilla
Batimos los huevos con el azúcar durante 3 minutos y velocidad 5 


Añadimos el resto de ingredientes salvo el coco rallado. Batimos a velocidad 6, 3 minutos


Ponemos el coco rallado y mezclamos a velocidad 3 durante 15  segundos. Volcamos en la cubeta de la heladora


Recuerda poner el anticongelante de tu elección entre la cubeta extraíble y la fija.

Pon en marcha y tendrás tu helado listo para consumir en 30 minutos


Tú heladora te mantendrá el helado en perfectas condiciones durante 45 minutos. Lo que no consumas ponlo en un recipiente apto para la congelación


Para prepararlo en heladera sin compresor aumenta la cantidad de grasa sustituyendo el yogur por nata con el 35% de grasa (lo puedes hacer también para conseguir una textura más cremosa en tu helado) y monta muy bien los huevos, que doblen su volumen. Incorpora todos los ingredientes menos la nata que hay que montar ligeramente. Añade esta al final y a mano, con movimientos envolventes para que la mezcla baje poco

Todas estas preparaciones previas harán que tú helado no tenga nada que envidiar al preparado con la máquina 😉

Si te gusta cocinar con todo tipo de aparatos estás invitado a mi grupo de Facebook y a mí canal. Te dejo los enlaces


Por cierto, la marca de mi heladora es Nemox modelo Grand Gelato

NOTA: Lo ideal es pasteurizar los huevos para no correr riesgos con posibles intoxicaciones alimentarias. Saca los huevos de la nevera y deja unos 20 minutos para que se atemperen. Ponlos en un cazo y cúbrelos con agua. Calienta suavemente y despacio. Al llegar el termómetro a los 60 grados debes mantener durante 4 minutos (nunca pasar de los 64 grados y llegar como mínimo a 60) Deja que se enfríen para utilizarlos