07/27/19

sábado, 27 de julio de 2019

Batard con harina gallega en olla GM G


Este pan va con dedicatoria: para mis amigas Irene y Belén que me siguen en el reto de conseguir unos panes de altura en la olla GM G. Con vuestras ideas y aportaciones es mucho más fácil chicas. Un besazo


Las cenas de verano se resuelven de maravilla con unas ricas tostas. Si además el pan es casero son un lujo total. Con salmón y queso de untar, bonito en aceite y pimientos del piquillo, lomo de cerdo y rulo de cabra... Con lo que quieras. Las mías de hoy son un clásico: aceite de oliva virgen extra, pulpa de tomate rojo y paletilla ibérica


Y, como el calor es insoportable, el pan de hoy  sin encender el horno: lo cocemos en la olla GM G. Manos a la obra

La harina principal es callobre de El Molino de Isabel. Una W160 que con poco amasado se vuelve elástica y responde de maravilla. Puedes poner una panadera W200.

El poolish lo he hecho de Ariana gold medal. Es una harina de grandísina fuerza. Puedes poner harina de W400 o mas.

El rebozado con especial dorada. Puedes utilizar semolina. Tanto la Ariana como esta última son de Tradicional Zamorana


Preparamos el poolish:
  • 100 g Ariana
  • 100 g agua
  • 1 g levadura seca
Mezclamos en un bol con una cuchara


Tapamos y dejamos a temperatura ambiente hasta que esté activo (unas 3 horas)


Masa final:
  • Poolish
  • 250 g de Callobre
  • 120 g de agua
  • 7 g de sal rosa del Himalaya
  • 1,5 g de levadura seca
  • Un chorrito de aceite de oliva virgen extra
Mezclamos todos los ingredientes (salvo el aceite) en un táper y dejamos reposar 30 minutos




Pasamos al vaso de la amasadora y amasamos a minima velocidad durante 3 minutos. Paramos y dejamos que repose la masa 15 minutos. Volvemos a amasar durante 2 minutos mas, también a mínima velocidad



Nos untamos las manos con el aceite y sacamos la masa a un táper. Tapamos y metemos a la nevera durante 12 horas


A la mañana siguiente presentará este aspecto



Dejamos que se atempere y la volcamos sobre la superficie de trabajo


Plegamos varias veces preformando un torpedo y dejamos que repose, tapado con un paño, durante 15 minutos



Formamos dando tensión y rebozamos con dorada. Dejamos que haga el segundo levado a temperatura ambiente, tapado con el paño


Después de 1 hora y 45 minutos (cada masa lo que necesite) encendemos la olla, 200 grados en menú horno y con la rejilla al fondo. Mientras espolvoreamos con harina dorada y greñamos nuestro batard


Colocamos con el papel de horno en la cubeta (han pasado 7 minutos de precalentamiento) y volvemos a programar horno, 200 y 60 minutos. Mantenemos durante 30 minutos y bajamos a 160 grados durante los otros 30 (con válvula cerrada) Sacamos la cubeta



Y ponemos el cabezal hasta conseguir un bonito color dorado


Os aseguro que salen unos panes estupendos sin encender el horno


Dejamos que se enfríe sobre una rejilla y podemos hacer rebanadas y disfrutar de unas deliciosas tostas caseras




La base queda ondulada por la rejilla. Si os gustan bases lisas y más gruesas podéis poner un tapete de silicona al fondo de la cubeta. Ojo con las temperaturas en este caso. Así suelen hornear mis amigas Irene y Belén; en mi grupo de Facebook hay recetas y fotos de sus magníficos panes en olla y por supuesto también en horno. Os dejo el enlace, estáis invitados
https://www.facebook.com/groups/1850204591880720/
Y también a mi canal de Youtube
https://www.youtube.com/channel/UCK0CwUsvgf5YMIOh-LSKABA