sábado, 18 de febrero de 2017

Pan de calabacín y arándanos en Panificadora. Indicaciones para olla GM G



Os aseguro que una vez que lo probéis vais a repetir a menudo. Está delicioso, huele la cocina de maravilla y es de los que menos calorías aportan. La mayor dificultad estriba en no pasarnos con la cantidad de líquidos ya que dependiendo de los calabacines, aportarán mas o menos agua a la masa.

Esta receta es del libro "Pan & otras masas" de M. Paz Valdés. Yo la he tuneado ligeramente y adaptado para la panificadora.

INGREDIENTES.-
  • 150 g de calabacín con piel
  • 50 g de panela
  • 360 g de harina de fuerza
  • 10 g de levadura fresca
  • Ralladura de un limón
  • 5 g de sal rosa del himalaya
  • 75 g de arándanos deshidratados
  • 2 cucharadas soperas de aove
  • Un huevo y una clara
  • 100 g de leche 
  • 50 g de agua
  • Una yema para pintar
ELABORACIÓN.-
Lavamos el calabacín, secamos y rallamos con la piel. Pesamos 150 g, echamos una pizca de sal y removemos. Ponemos en un colador para que suelte el agua, una 1/2 hora.
Desmigamos la levadura con los dedos, añadimos a la harina y mezclamos muy bien con los dedos. Reservamos.
Batimos el huevo y la clara y volcamos en la cubeta de la panificadora. Añadimos el aceite, la sal, el calabacín muy escurrido, la panela, ralladura de limón, arándanos, y la leche tibia. El agua, también tibia, la reservamos por si hiciese falta. Volcamos la harina reservada y ponemos en la panificadora.
Programamos menú Pan de leche  batida, 8 en la silvercrest de lidl,  mínimo tostado y mínimo peso, y dejamos que concluya el primer amasado. La masa es muy pegajosa pero se tiene que despegar de las paredes. Si hace falta, añadimos el agua (la que haga falta  y poco a poco) 
En  el último amasado, al terminar y antes del último levado, retiramos las palas, acomodamos la masa y pintamos  con yema batida.














Si lo preparas en la olla gm y no tienes panificadora, haz la masa como se indica y dejas reposar en un bol una media hora, bien tapada con un paño. Vuelve a amasar bien y sacas a la cubeta de la olla (que engrasarás previemente) Programa menú fermentar con válvula abierta, el tiempo predeterminado. Al acabar pones menú pan, 140 grados y 50 minutos y válvula abierta. Dejas que termine y abres y compruebas que está bien cocido. Deja que se enfríe sobre rejilla.

Si lo cueces en el horno, pon en recipiente cerámico o pirex y  (bien engrasado) Dejas que haga el segundo levado. Metes en el horno sin precalentar a unos 200 grados. En unos 45 minutos está pero te recomiendo que bajes la temperatura después de los primeros 25 minutos a 180 grados. Dependerá mucho de cada horno.

Es uno de los panes mas ricos que he probado, casi parece un bizcocho,y, recién hecho, un lujo pues está cujiente y tierno y jugoso a la vez.


No dejéis de hacerlo... Un beso