miércoles, 12 de abril de 2017

Donuts, amasados en Panificadora de Lidl y al horno



Donuts, no conozco a nadie que no le gusten. Tiernos, jugosos con un sabor especial que invita a comer más de uno. Los Donuts son únicos y también muy poco saludables: aceites vegetales en la masa, azúcares en exceso y fritos con mas aceite vegetal... Los que os propongo son saludables, con ingredientes que se pueden tomar varias veces a la semana y horneados. Están muyyyy ricos pero ojo, no son idénticos a los auténticos.

PARA LA MASA.-
  • 550 g de harina de fuerza
  • 8 g de levadura seca de panadería
  • 200 g de leche semidesnatada o entera
  • 50  g de zumo de naranja
  • 3 huevos
  • 100 g de miel o de azúcar invertido
  • 50 g de AOVE
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 1 pizca de sal rosa del Himalaya

PREPARACIÓN EN PANIFICADORA
Batimos a mano los huevos, la leche previamente entibiada, el zumo, AOVE y la miel. Echamos en la cubeta de la panificadora.
Por otro lado mezclamos la harina con la levadura y la sal. Añadimos a la cubeta.
Programamos menú 2  de la del Lidl ( menú esponjoso) No es necesario programar pesos ni intensidad de tostado. Solo usamos la panificadora para amasar y levar. 

Dejamos que haga todos los levados. Antes de que empiece el horneado cancelamos y programamos menú amasado solo unos segundos. Es para desgasificar la masa. 

Nos untamos las manos con AOVE (la masa es pegajosa y se trabaja mal) y hacemos bolas del mismo tamaño. 

Ponemos papel vegetal en la bandeja del horno. Tomamos una bola y hacemos un agujero en el medio, como una rosquilla muy grande. Colocamos en la bandeja y hacemos lo mismo con el resto de las bolas. Hay que dejar suficiente separación para que no se peguen al hacer el último levado.

Dejamos reposando media hora mínimo para que vuelvan a levar. Tapa con film para que no se resequen. Pasado ese tiempo precalentamos 10 minutos el horno a 180 grados (calor arriba y abajo)

Bajamos a 170 grados y calor sólo abajo. Si tu horno tiene ventilador pones la opción de aire. Se cuecen en muy poco tiempo. En cuanto empiezan a dorarse sacas la bandeja y metes otra tanda.

Mientras se hornean hacemos la glasa. Pon 8 cucharadas colmadas de azúcar blanquilla, añade unas gotas de zumo de limón y un chorrito de mantequilla líquida. Mezcla todo y termina de humedecer con agua. Pon muy poca, la mezcla tiene que quedar espesa.

Sacamos los Donuts y esperamos a que se enfríen lo justo para manipularlos. Los bañamos en la glasa solo por un lado y esperamos a que se enfríen completamente. Los míos eran muyy light; sin mantequilla y la glasa bastante liquida. Por eso no han quedado tan "auténticos"












Unos consejos:

  • Usa miel o azúcar invertido para conseguir ese punto tierno que tienen los Donuts
  • No te saltes ningún amasado. Es una masa que hay que trabajar. Por eso la panificadora viene muy bien
  • Espera que estén bien fríos para comerlos. Las masas dulces calientes pierden sabor y aroma
  • Si no los consumis todos en el día, es mejor congelarlos. Se conservarán mejor