Focaccia con huevo y cebolla. Panificadora y horno

lunes, 30 de octubre de 2017

Focaccia con huevo y cebolla. Panificadora y horno



Un pan italiano que, le pongas lo que le pongas, siempre es un éxito. La mía de tres ingredientes (cebolla, tomates secos en aceite y huevos) ha resultado una cena muy agradable.

Lo primero preparamos la masa con 250 g de harina de trigo, 250 g de harina de fuerza, 4 g de levadura seca de panadería, 300 g de agua tibia, 10 g de sal rosa del Himalaya, 40 g de AOVE y 1 cucharadita y media de orégano seco. Ponemos en la cubeta los líquidos y lo último las harinas.



Programamos un menú que amase unos 15 minutos. En la mía de Lidl el número 7


Al acabar dejamos que repose en la misma panificadora 45 minutos como mínimo; mejor mantener 1 hora. Nos untamos las manos con aceite y sacamos la masa. La dividimos según los tamaños elegidos. La que os muestro a continuación es individual y más bien pequeña. Con las manos formamos un rectángulo encima de papel de horno y dejamos reposar unos 12 minutos. Hacemos lo mismo con el resto de la masa y precalentamos el horno, arriba y abajo, a 210 grados


Pasado el tiempo presionamos con los dedos la masa, como si quisiéramos dejar las huellas por toda ella y disponemos cebolla cortada en tiras finas y tomates secos en aceite


Hacemos lo mismo con el resto de las porciones. Colocamos las focaccias en dos bandejas de horno. Ponemos calor solo abajo pero con ventilador y así horneamos las dos bandejas a la vez, y mantenemos los 210 grados. En 18-20 minutos estarán hechas (depende del horno) Cuando falten 4 minutos para terminar abrimos el horno y, con cuidado de no quemarnos) ponemos los huevos. Yo los echo en un vaso, uno a uno, y del vaso me es más fácil ponerlos en la focaccia. Calcula uno por persona y distribuye en función del tamaño de tus focaccias


Saca las bandejas en cuanto termine el tiempo, de otra forma se cuajarán en exceso. Espolvorea con una mezcla de 5 pimientas recién molida y una pizca de sal rosa del Himalaya


Os enseño como ha quedado la yema


Puedes poner los rellenos que más te gusten. Uno de mis preferidos es con trozos de de pulpa de tomate rojo natural, cebolla, rúcula y lascas de parmesano. Si la preparas así hornea la focaccia solo con la cebolla y nada más sacarla del horno pones el resto de ingredientes. Sirve con un buen chorro de AOVE por encima.

Ya me contaréis...
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario