Pastel de queso japonés. Olla GM G u horno y robot

domingo, 16 de octubre de 2016

Pastel de queso japonés. Olla GM G u horno y robot



Este pastel de queso se hornea al baño María y en horno. Yo lo he cocido en la olla y se ha bajado algo pero, según mi hija, que probó el que dicen que es el mejor del mundo y el original, en Osaka, se parece un montón. El auténtico es más alto y queda por tanto más esponjoso. Para haberlo hecho en mi GM G no está nada mal...

He preparado un vídeo para que podáis ver el proceso


INGREDIENTES.-
  • 6 huevos grandes, separadas las yemas y las claras
  • 100 ml de leche entera
  • 150 g de azúcar (yo utilice azúcar de abedul)
  • 60 g harina de trigo
  • 20 g de maizena
  • 50 g mantequilla más lo necesario para untar el molde
  • 400 g queso philadelphia, el normal
  • 1 cucharadita de zumo de limón y unas gotas más para montar las claras
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
Además vamos a necesitar 2 hojas papel de horno, un buen robot para montar claras o un brazo que no se canse, un molde para horno de 20cm de diámetro, y un recipiente con agua mayor que el molde. En mi caso la olla GM G y su cubeta.

ELABORACIÓN.-
Ponemos en el bol de nuestra máquina para montar o, si no tenemos, en un bol de acero inoxidable, las 6 yemas, la leche, la esencia de vainilla y la cucharadita de limón. Con la varilla de batir subimos hasta una potencia alta pero no máxima, y dejamos que se vaya mezclando bien. Añadimos la mitad del azúcar. Yo puse azúcar de abedul.




No olvidéis tener el queso y la mantequilla a temperatura ambiente para que se unan bien y no se hagan grumos.
Mientras se va batiendo forramos el molde. En mi caso la cubeta. Lo primero cortamos el papel. Os dejo unas fotos por si os ayudan






  Recortamos al tamaño de nuestro molde. Con el otro papel formamos dos rectángulos para las paredes. Untamos bien todo el molde o la cubeta con mantequilla. Colocamos el círculo del fondo y los rectángulos para las paredes.



Vertemos el queso crema y la mantequilla y dejamos unos 5 minutos. Incorporamos a la mezcla las harinas tamizandolas y dejaremos que se mezclen bien. Si es necesario ayudamos con una espátula. Tiene que quedar cremoso y esponjoso.





La mezcla obtenida la reservamos.

Limpiamos bien el bol y vertemos las claras junto con unas gotas de limón. Colocamos la varilla de montar. Velocidad media. Cuando estén blancas añadimos el azúcar y seguimos montando. Subimos la velocidad. Han de quedar firmes. Este proceso dura mínimo cinco minutos. Con batidora y accesorio de montar lógicamente tardarás más. Cuando estén iremos volcándolas a la mezcla anterior y mezclándolas con movimientos envolventes con una lengua. Incorporamos todas en unas 5 veces.

Con cuidado pondremos en la cubeta preparada o en el molde.

Como mejor queda esta tarta es en el horno, que tendremos precalentado y con un recipiente con agua que ya estará caliente. Comprobad que vuestro molde quepa en el recipiente. La temperatura de horneado nunca mayor de 160 grados y más o menos una hora. Al acabar abriremos la puerta un poquito. Sacamos del horno cuando esté ya tibio para que se baje lo mínimo posible.
En la olla gm g, menú postre, válvula abierta, 120 grados y 60 minutos. Al acabar reposar 10 minutos y luego abrir un poco la tapa hasta que se entibie. Podemos tomarla tal cual o con nuestra mermelada preferida.















Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario