marzo 2017

viernes, 31 de marzo de 2017

Pollos picantones al limón con patatas a lo pobre en olla GM G



Este plato se puede preparar, por supuesto, con un pollo normal si lo prefieres.
La cantidad de limón la decides tú. Tal como lo hago​ yo tiene un intenso sabor a dicho cítrico.
Si te gusta con un sabor a limón aún más intenso suprime la miel.
Si tienes tiempo deja que macere unas horas en la salsa preparada.
El perejil y ajo utilizados son congelados. Es una forma de tener siempre en casa especias frescas y, además, cortadas muy picaditas.

En un bol exprime medio limón, añade dos cucharaditas colmadas de ajo y otras dos de perejil, una cucharada de miel y dos de salsa de soja. Mezcla muy bien



Pela dos limones pequeños (uno por pollito), quitando toda la parte blanca e introdúcelos en los pollitos. Con una brocha píntalos abundantemente y por todos los lados. También salpiméntalos a tu gusto. Yo he utilizado sólo sal rosa del Himalaya



Pela y corta en panadera no muy fina 3 patatas medianas, 2 pimientos verdes italianos y 1 cebolla pequeña (estos en juliana) Calienta un chorrito de AOVE, menú guiso a 140 grados. Echa las verduras reservadas y saltea tres minutos. Cancela el menú y sala ligeramente


Pinta varias veces los pollitos.
Encima de las patatas pon la rejilla de la olla (no tocará el fondo) Acomoda los picantones y vuelve a pintarlos. Cierra y programa menú horno 20 minutos y válvula cerrada.



Pasado el tiempo abres y vuelves a pincelar. Si te ha cogido presión despresurizas manualmente. Pones otros 10 minutos pero ahora con la válvula abierta (ver nota)

Como mi cabezal de horno es de los antiguos me permite tenerlo más de 10 minutos sobre la olla.
Retiramos la tapa y programamos, la olla, 15 minutos, menú horno y 120 grados y, el cabezal, 15 minutos a 180 grados (pincelamos otras dos veces mas) Si te gusta muy doradito (como a mi) programa 20 minutos el cabezal, o el tiempo que necesite




Si tu cabezal es de los nuevos donde pone (ver nota) tienes que programar 20 minutos en vez de 10. Pasado el tiempo sacas fuera la cubeta y pones el cabezal el tiempo necesario hasta que esté dorado a tu gusto.

Si es un pollo normal necesitas más tiempo de cocción. En total unos 50 minutos. Repartimos en tres veces:
  • Primeros 20 minutos menú horno, 140, válvula cerrada. Despresurizamos manualmente, pincelamos en abundancia y cerramos ya con válvula abierta
  • Programamos 15 minutos, menú horno, 140 grados válvula abierta. Abrimos y pincelamos los pollitos
  • Otros 15 min  menú horno y válvula abierta  
Termina con el cabezal igual que con los pollo pequeños.

Si has tenido macerando los pollitos no es necesario pintar tantas veces.

Si no quieres que se pegue nada de las patatas puedes añadir un chorro de vino blanco o de brandy. Otra opción es poner una base de silicona. Yo no lo he hecho pero son otras opciones.

Quedan de lujo, tanto de sabor como de aspecto. Presenta un pollo o medio por comensal acompañado de las patatas a lo pobre. Espero  que te animes y prepares esta receta



martes, 28 de marzo de 2017

Sepia fresca en salsa verde, Olla GM G


La sepia fresca es un manjar que no suele haber siempre en las pescaderías. Es complicado limpiarlas pero pide que te las preparen y solo tendrás que cocinarlas


2 sepias frescas limpias
Ajo muy picadito
Perejil fresco muy picadito
Sal rosa del Himalaya
Medio vasito de vino blanco. Yo he usado Verdejo de Rueda
AOVE

Troceamos la sepia ya limpia.
Ponemos el ajo y el aceite en la cubeta, menú plancha, 140 grados. Al empezar a dorarse echamos la sepia subimos a 180 grados y rehogamos. Dejamos que se haga, unos tres minutos.
Añadimos el vino y dejamos que se evapore el alcohol. Salamos muy ligeramente. Cerramos la olla y programamos menú guiso, 5 minutos y 160 grados.





Despresurizamos manualmente. Añadimos el perejil, suficiente para coja tono verde, y programamos de nuevo menú plancha para que se evapore el caldo. Prueba y rectifica de sal, si fuese necesario. El tiempo que la mantengas a la plancha dependerá de si te gusta más blanda o mas "durita"






Está buenísima y si la acompañas con arroz blanco, tendrás un plato principal completo.

lunes, 13 de marzo de 2017

Muffins de frambuesas y moras con aceite de oliva



Edito la entrada para contaros que mi receta ha sido elegida para formar parte de una selección de 22 recetas aptas para personas con diabetes,  que ha publicado el Huffington Post. Me ha hecho muy feliz. Os dejo una captura con la notificación y el enlace que lleva al artículo



Definitivamente la harina integral de avena da mucho juego en repostería. El éxito de estos muffins está asegurado, siempre y cuando os guste el toque ligeramente ácido de estos frutos del bosque. A la receta


INGREDIENTES.- (Para 12 muffins)
  • 125 g moras 
  • 125 g frambuesas
  • 250 g de harina de avena integral
  • 170 g de azúcar moreno (puedes poner la misma cantidad de azúcar de abedul)
  • 2,5 cucharaditas de levadura en polvo
  • Una pizca de sal rosa del Himalaya
  • 2 cucharaditas de esencia de vainilla
  • 2 huevos grandes y 1 clara
  • 2 yogures naturales (yo desnatados)
  • 50 ml de AOVE

ELABORACIÓN.-
Como podéis ver he intentado que los ingredientes sean lo más saludables posible.
Engrasamos los moldes con AOVE.


Lavamos con mucho cuidado las frutas. Partimos las moras por la mitad para que queden del tamaño de las frambuesas. Las ponemos en un colador para que eliminen todo el agua


Precalentamos el horno a 200 grados arriba y abajo. 

Batimos los huevos con el AOVE y los yogures. Añadimos la vainilla líquida. Por otra parte mezclamos en un bol grande todos los ingredientes sólidos (harina, azúcar, levadura y sal)




Volcamos la mezcla de los huevos sobre la de los ingredientes sólidos y con una lengua envolvemos, trabajando con suavidad y lo mínimo posible la masa. Por último añadimos las frutas escurridas y repartimos por la masa. Ha de quedar mezclado pero cuanto menos muevas la masa más esponjosos y tiernos saldrán


Repartimos la masa en los moldes y metemos al horno, bajando a 180 y con calor solo por abajo. Si tu horno tiene aire puedes ponerlo. Ojo que en poco tiempo están, unos 20 minutos. Apagamos el horno y dejamos que repose 10 minutos mas dentro.






Un desayuno perfecto...

sábado, 11 de marzo de 2017

Patatas rellenas de huevos en olla GM G




Las patatas se prestan a todo tipo de rellenos, desde los más sencillos de un único ingrediente ( vaciadas en crudo y rellenas de un paté envueltas en aluminio y asadas al horno) que quedan estupendas como guarnición de un plato principal hasta ser preparaciones más elaboradas y que constituyen en si mismas un plato completo. Esto último sucede con la receta que os traigo hoy.

INGREDIENTES.- ( 4 raciones)
  • 4 patatas grandes
  • 8 huevos ( mejor si son de corral)
  • 1 manojo de espárragos verdes
  • 100 g de cebolla cortada en trocitos
  • 100 g de panceta curada
  • AOVE
  • Pimentón de la Vera dulce
  • Sal rosa del Himalaya
  • Sal maldom
  • 150 g de queso rallado mozarella o a tu gusto
ELABORACIÓN.-
Lavamos muy bien las patatas y ponemos en la olla con agua (no es necesario que estén cubiertas del todo), menú vapor, 130 grados y 12 minutos. Dejamos que despresurice sola y comprobamos que no estén duras. Ojo, no pueden deshacerse tampoco. Mientras se enfrían hacemos las verduras


Ponemos la cebolla y el puerro cortados en trocitos y vamos rehogando, con un poco de AOVE en menú guiso a 160 grados. Dejamos hasta que empiece a querer dorarse y entonces añadimos los espárragos, también troceados menudos. Hay que saltearlos unos 5 minutos y ponemos la panceta que habremos cortado, también pequeña, previamente. Salteamos unos dos minutos más. Si la olla hubiera descontado tiempo, volvemos a programar menú guiso, 160 grados y solucionado. 




Como las patatas estarán ya más templadas las vaciamos con cuidado de dejar una pared de algo más de medio cm. La patata que sacamos la reservamos en un bol




Ponemos una capa de queso en cada patata, que cubra ligeramente el fondo. A continuación una base del sofrito de verdura, dos huevos crudos, con cuidado para que no se rompan. Encima otro poco del sofrito y una última capa de queso





Si las patatas no son suficientemente grandes, poned un huevo por unidad y servir dos por persona. Hasta ahora no he nombrado la sal. La verdura con la panceta suele tener suficiente y la patata, si el queso es fuertecito, también. Puedes salarlas muy ligeramente antes de añadir el queso.

Es el momento de hornear, cuidando de que se cuaje la clara pero no la yema, en horno, olla con el cabezal o Cecofry. Como he preparado muchas, yo las hago en el horno. Bandeja a media altura y calor arriba y abajo,  12 minutos y 200 grados, pero cada horno solo lo conoce el que lo utiliza. Es bueno controlar este paso muy de cerca.

Mientras se hacen trituramos con un tenedor la Patata reservada, añadiendo sal maldom que deshacemos entre los dedos y un hilo de AOVE.



Con una cuchara para helados hacemos bolas y serviremos con un poco de pimentón espolvoreado por encima






Puedes poner el relleno que desees. Por ejemplo, cebolla, puerro, calabacín y gambas congeladas



Aquí la patata machacada la he salado y espolvoreado con pimentón.  A cada bola formada le he puesto una cucharadita de mayonesa de ajo.

Espero que os gusten