Brioche de calabaza, naranja y canela. Panificadora y horno

miércoles, 8 de noviembre de 2017

Brioche de calabaza, naranja y canela. Panificadora y horno



Hacer panes en casa, del tipo que sea, es totalmente adictivo. Aparte de lo buenos que están y mucho más saludables que cualquiera de los comprados, el aroma que impregna toda la casa es alucinante; el mejor de los ambientadores


Os pongo todos los pasos para que lo hagáis fácilmente.

Necesitamos:
500 g de harina de gran fuerza. Yo he utilizado gold medal de harinas zamoranas. Puedes comprarla online
190 g de puré de calabaza
2 huevos
160 g de leche
La ralladura de una naranja
3 cucharadas de zumo de naranja
75 g de azúcar blanca
75 g de mantequilla en pomada
1 cucharadita de canela
1/2 cucharadita de sal rosa del Himalaya o la que tú uses
Una pizca de jengibre
6 g de levadura seca de panadería

Lo primero preparamos el puré de calabaza. Puedes cocerla pero yo prefiero asarla en horno o en turbocecofry 4D. Pela y parte en trozos la calabaza. Pon en la cubeta plana, menú manual, 190 grados 5 minutos. Programa 15 minutos más, a 160 grados también en menú manual. Remueve de vez en cuando para que no se queme




Saca a un bol y aplasta con un prensador de verduras o un tenedor. 



Cuando esté frío podrás utilizarlo. Pesa 190 g

Pon todos los ingredientes en la cubeta de la panificadora, primero líquidos, luego sólidos y al final la harina



Programa menú masas (6 en la de Lidl)



Al terminar pon un minuto el programa pasta (7) para desgasificar.

Prepara un papel de horno y únta papel y manos con aceite de oliva suave. Saca la masa y divide en dos partes


Corta 1/4 parte de cada porción


Da forma redondeada y dispón en dos moldes de panettone de la siguiente forma (bola grande abajo y encima la pequeña. Repite en el otro molde)


Deja reposar durante una hora.


Cuando falten 15 minutos de levado precalienta  el horno a 200 por abajo y con ventilador. Pon los moldes y vigila que no se doren en exceso las superficies.  Si eso pasara tápalos con papel de aluminio


Saca del horno y desmolda en cuanto puedas manipular los moldes. Deja enfriar completamente antes de cortar los brioches



Ya los tienes listos para disfrutar de su sabor y textura


Ahh y cuéntame lo del perfume, jejeje


Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario