octubre 2017

lunes, 30 de octubre de 2017

Focaccia con huevo y cebolla. Panificadora y horno



Un pan italiano que, le pongas lo que le pongas, siempre es un éxito. La mía de tres ingredientes (cebolla, tomates secos en aceite y huevos) ha resultado una cena muy agradable.

Lo primero preparamos la masa con 250 g de harina de trigo, 250 g de harina de fuerza, 4 g de levadura seca de panadería, 300 g de agua tibia, 10 g de sal rosa del Himalaya, 40 g de AOVE y 1 cucharadita y media de orégano seco. Ponemos en la cubeta los líquidos y lo último las harinas.



Programamos un menú que amase unos 15 minutos. En la mía de Lidl el número 7


Al acabar dejamos que repose en la misma panificadora 45 minutos como mínimo; mejor mantener 1 hora. Nos untamos las manos con aceite y sacamos la masa. La dividimos según los tamaños elegidos. La que os muestro a continuación es individual y más bien pequeña. Con las manos formamos un rectángulo encima de papel de horno y dejamos reposar unos 12 minutos. Hacemos lo mismo con el resto de la masa y precalentamos el horno, arriba y abajo, a 210 grados


Pasado el tiempo presionamos con los dedos la masa, como si quisiéramos dejar las huellas por toda ella y disponemos cebolla cortada en tiras finas y tomates secos en aceite


Hacemos lo mismo con el resto de las porciones. Colocamos las focaccias en dos bandejas de horno. Ponemos calor solo abajo pero con ventilador y así horneamos las dos bandejas a la vez, y mantenemos los 210 grados. En 18-20 minutos estarán hechas (depende del horno) Cuando falten 4 minutos para terminar abrimos el horno y, con cuidado de no quemarnos) ponemos los huevos. Yo los echo en un vaso, uno a uno, y del vaso me es más fácil ponerlos en la focaccia. Calcula uno por persona y distribuye en función del tamaño de tus focaccias


Saca las bandejas en cuanto termine el tiempo, de otra forma se cuajarán en exceso. Espolvorea con una mezcla de 5 pimientas recién molida y una pizca de sal rosa del Himalaya


Os enseño como ha quedado la yema


Puedes poner los rellenos que más te gusten. Uno de mis preferidos es con trozos de de pulpa de tomate rojo natural, cebolla, rúcula y lascas de parmesano. Si la preparas así hornea la focaccia solo con la cebolla y nada más sacarla del horno pones el resto de ingredientes. Sirve con un buen chorro de AOVE por encima.

Ya me contaréis...

domingo, 29 de octubre de 2017

Mejillones con leche de coco y curry, toque picante. Olla GM o una cacerola grande



Los que me conocéis sabéis de sobra que me chiflan los mejillones, de cualquier forma. Hoy los he hecho en una salsa con toques Thai pero a la española.

Como aperitivo, en raciones incluso como plato principal para una cena. Si optas por esta propuesta calcula 1/2 k por persona.

Necesitamos:
2 k de mejillones. Si es época y estás en el Levante compra clóchinas
1 lima
1 lata de leche de coco 400 ml
1 cebolla
3-4 dientes de ajo
Sal rosa del Himalaya o la que tú uses
1 cucharada de Madrás-curry o solo curry
Una pizca de jengibre en polvo
2 cucharadas de AOVE
1 ó 2 guindillas
3 hojas de laurel


Limpiamos los mejillones muy bien  pues los serviremos en sus valvas. Reservamos.

Ponemos en la cubeta la cebolla cortada fina. Salteamos en menú guiso a 160 grados. Mientras pelamos y cortamos los ajos en rodajas y echamos junto con la cebolla. Ponemos la guindilla y dejamos unos minutos. La cebolla tiene que estar transparente con las puntas que empiezan a dorarse


Cuando está la cebolla en el punto indicado ponemos la leche, el laurel, la lima cortada en cuartos, una pizca de sal (yo no le puse, recuerda que los mejillones ya son salados) la pizca de jengibre y el curry. 


Dejamos que rompa a hervir, revolviendo durante un minuto más, al menos, para que infusione bien. Añadimos los mejillones. Removemos bien y ponemos una tapa superpuesta, sin cerrar la olla. A los dos minutos removemos y volvemos a tapar. Esta operación la repetimos hasta ver que están todos abiertos. Sacamos la cubeta de la olla. 

Para emplatar he usado platos para pasta. Reparte los mejillones junto con la cebolla y riega con el caldo



¡Muy buen provecho!


miércoles, 25 de octubre de 2017

Crema de tomate y zanahoria en MC Plus u otro robot


Los robots de cocina que calientan y trituran son ideales para preparar cremas y purés. La que os traigo hoy tiene un bonito color y está muy buena. Las zanahorias ayudan a contrarrestar el toque ácido de los tomates sin necesidad de añadir azúcar


Necesitamos:
1 cebolla y media en gajos
5 zanahorias
1 k de tomates rojos
1 vaso y medio (tamaño grande) de agua
1 cucharadita y media de sal rosa del Himalaya
4 cucharadas de AOVE

1.- Ponemos la cebolla con 2 cucharadas de aceite en el vaso y programamos rehogar subiendo hasta 14 minutos


2.- Mientras pelamos y partimos las zanahorias. Como aún estará funcionando la máquina añadimos por el bocal



3.- Pelamos y partimos los tomates. Ponemos en la jarra, junto con la sal y el agua,  y programamos 30 minutos, 95 grados y velocidad 1





4. - Al acabar añadimos las otras dos cucharadas de aceite y trituramos en velocidad 6 durante 1,5 minutos; subimos a velocidad 8 1,5 minutos y hacemos lo mismo en velocidad 10.

Podemos tomarla fría o caliente según la temporada del año. Con unos picatostes recién fritos está deliciosa


En el álbum cremas y purés del grupo de Facebook que llevo tienes más recetas de este estilo. Te dejo el enlace
Cocinar con Ollas GM, Cecofry y otros aparatos de cocina



viernes, 20 de octubre de 2017

Carpaccio de Pulpo dos aliños



No es un auténtico carpaccio pues se prepara con pulpo cocido. Tampoco es necesario macerar las láminas para que se "cocinen"; mas bien es un aliño. Pero el resultado es muy bueno.

Para preparar el pulpo así te recomiendo que lo compres ya cocido y lo guardes en el congelador  durante unas horas para poder preparar las "rodajas" lo mas finamente posible. Si tienes cortafiambres te resultará mas sencillo aún.

He fileteado una pata grande, que dejé en el congelador dos horas, con un cuchillo, una tabla y un poco de paciencia


Dispones las rodajas en los platos y, en una sola capa.

Para el aliño de pimentón rompe entre los dedos escamas de sal negra (al carbón) y distribuye muy ligeramente (el pulpo ya tiene sal) Espolvorea una pizca de pimentón dulce de la Vera y riega con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra



Para el aliño de cebollino procede de la misma manera con el pulpo. Pon unas gotas de lima por encima. Para los platitos indiviuales de aperitivo será como una cucharadita o menos. No tiene que ocultar el resto de sabores. Unas escamitas rotas de sal azul de Persia (molinillo Deluxe de Lidl) y cebollino recién cortado (lo hago con las tijeras) en trocitos muy pequeños. Por encima el aceite de oliva virgen extra en menor cantidad que para la preparación anterior



¿Con cuál de las dos te quedas?

Yo con las dos jejejeje

sábado, 14 de octubre de 2017

Pierna de cordero en crema de ciruelas y manzana, cocina lenta en Slowpot. Plato Navideño





El cordero es un plato tradicional en nuestras mesas en las fiestas navideñas. Hoy os traigo una receta de chuparse los dedos y muyyyyy fácil de preparar. Asegúrate de que sea lechal, los tiempos de cocción que te doy son para carne de lechal. A más edad son carnes más duras y los tiempos no te van a valer

Necesitamos:
2 piernas de  lechal
3 cebollas
1 manzana reineta
16-20 ciruelas deshidratadas sin hueso
100 ml de vino de oporto tawny (el más dulce)
El zumo de 1 ó 2 naranjas
Dos dientes ajo
AOVE
Sal rosa del Himalaya
Pimienta negra

Pedimos en nuestra carnicería que nos partan cada pierna en tres partes.
Cortamos la cebolla en juliana. Ponemos en la cubeta slowpot con 2 cucharadas de aceite y sal. Removemos


Frotamos los trozos de cordero con los ajos. Pincelamos muy bien con el aceite y salpimentamos


Acomodamos encima de la cebolla, con la cara salpimentada para abajo, y añadimos la sal y pimienta al otro lado


Pelamos y cortamos la manzana y disponemos encima de la carne. Por último las ciruelas, procurando tapar los huecos, así la carne queda tapada


Añadimos el vino y el zumo y programamos 10 horas (600 minutos) menú lento y 90 grados con eco. Tapamos y no abrimos en ningún momento


Yo la puse a las 12 de la noche. A  la mañana siguiente apagué la olla cuando terminó pero no la abrí, aproveché ese calor hasta el momento de preparar la salsa.

Sacamos, con cuidado de  que no se rompan, los trozos de cordero



¿Verdad que parece que se han dorado en el horno?

Y ponemos la cebolla, manzana y la mitad de las ciruelas en un robot o pasamos bien por la batidora. Añadimos solo el caldo justo para que se triture bien




Aclaramos con más caldo en función de lo espeso que lo queramos.

El resto del caldo lo he colado y congelado para usarlo para un guiso de patatas con carne o para una salsa...



Si no lo vais a comer inmediatamente tapar toda la carne con la salsa para que no se seque y repartir las ciruelas reservadas por la superficie





Si te gustan las salsas más claras te sugiero otra presentación: saca la cebolla y pon en el plato. Encima una porción de cordero y riega con la salsa que obtienes de triturar las ciruelas con parte del caldo. Reserva también alguna ciruela entera y desecha la manzana. Así obtienes una salsa más oscura, no una crema.

 

Espero vuestros comentarios cuando preparéis el plato.

Un besooooo